El fantasma de tu manipulación

Días queriendo escribir, más que falta de tiempo ha sido falta de valor para plasmar en letras todo lo que he pensado estos días. Ya no vivo contigo, pero aún así tu voz sigue siendo una constante en mi mente. Desde hace tiempo soy consiente de como muchos de mis problemas los desarrollé a partir de mi relación contigo; mas me negaba a aceptar que aún tuvieras un poder tan grande en mi vida.

Digo que tengo el control porque ahora me atrevo a hacer otras cosas, pero te las sigo ocultado porque sé que las desapruebas. No me siento culpable por hacerme un tatuaje, salir de fiesta hasta la madrugada o tener una relación amorosa distinta; pero te lo oculto porque sigues reinando en mi vida, lo haces aún sin saberlo.

Hace unas semanas empecé a ver una serie, me identifiqué tanto con el personaje principal, sobre todo por la relación que esté mantiene con su madre. I’m a mom pleaser, reconoce finalmente luego de que durante una visita de su madre cambié y oculte muchas cosas de su vida sólo para complacerla y sentirse aceptada. Me vi a mí misma personificada, haciendo un personaje cada que hablo contigo y cuento algo de mi vida, todo lo maquillo para que te agrade, para agradarte.

Es que no sé enfrentarte, no sé hacerlo de ninguna manera, ni siquiera cuando peleamos soy capaz de enseñarme tal cual soy. Ya ni siquiera tienes porqué decir una palabra, tu fantasma ya vive en mi mente y se encarga por sí mismo. No se cómo desecharte y lograr descubrir quien soy y atreverme a serlo en todo momento.

El fantasma del juego de la manipulación que jugué contigo toda mi infancia sigue presente y constante. No se aleja de mí, me sigue acompañante a todas partes, aún cuando creo que lo he vencido sigue estando allí. A veces me pregunto qué pasaría si te hablase claro de cómo me siento, luego recuerdo que ya lo he intentado y siempre es un fracaso. De antemano te pido perdón si un día me voy lejos y en un carta escribo claro todo lo que nunca te he dicho y quiero que sepas.

Sé que llegará un día en el que por fin tendré el valor de enfrentarme a ese fantasma y devolverlo a la dimensión que pertenece. Cuando ese momento llegué sé que tendré la fortaleza necesaria para aceptar que probablemente me quede sin madre, aunque se cierta forma, hace mucho tiempo que soy huérfana.


Julio 21,
Go ahead and act like Mom of the Year,  but don’t forget some of us know you in real life.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s