Queriéndote a ratos

Otra carta dedicada a ti, qué puedo decirte; si veo objetivamente lo que he hecho en los últimos días, te aconsejaría dejar las cosas allí. Es compleja mi forma de ser, soy una especie de tornado o desastre natural, es mi naturaleza. Te elevo y luego te dejo caer, no es a propósito ni mucho menos, me duele lastimarte, pero me duele más fingir que todo sigue como antes y me sigo sintiendo por los cielos.

Quizá sea por mi forma absolutista de pensar y sentir. No puedo ver los grises, aunque sepa que los hay, no se me ocurre una comparación lógica con la que pueda explicarme, así como no se me ocurre una forma de desentrañar mis pensamientos. No quiero verte pero tampoco quiero perderte, ni si quiera sé qué es lo que de repente no me agrada de ti. Quizá sea porque me veo como un ave intentando volar y a ti como algo que me detiene; no tiene sentido, ya lo sé.

Te preocupas por mí, y no es que me moleste, es sólo que tampoco me agrada. Quisiera poder decir que sé qué es lo que supuestamente me enamoró de ti, pero de pronto no sé. ¿Estuve enamorada de ti? ¿O es que tan sólo opté por corresponder tus te quiero cuando había transcurrido el suficiente tiempo? ¿Me enamoré de ti o tan sólo me gustó la idea que idealicé? Todas mis relaciones han sido fugaces, no duran mucho y al final tampoco me ha importado demasiado, pero ahora pensé que sería diferente.

¿Sabes? Mi problema es que te quiero a ratos y que sé muy bien que eso esta mal. Sé que no es correcto aceptar un amor a medias, inconstante; pero es que la palabra inestable es parte de mi vida. Quizá es que pienso demasiado, pero es que a veces no puedo sostener una opinión o idea por mucho tiempo. Yo no planeo mi vida de acá a diez años, nunca lo he hecho; tengo ideas o puntos en mi lista que me gustaría cumplir, pero nada más. No sueño con el matrimonio, esa no es mi meta principal, deseo poder disfrutar de mi vida, poder estar satisfecha conmigo misma.

No es que no quiera estar contigo, al menos no todo el tiempo, es sólo que añoro más mi libertad e individualidad. Detesto sentirme sola y vacía, así como también me desagrada sentirme presa y sin libertad. Quizá el problema es que esta vez no me he ido completamente de boca por ti, quizá el que esta vez me sienta en el control es el motivo del porqué siento que no te necesito y tampoco quiero verte a todo momento. Probablemente sea más sano así, pero es que si no siento algo intenso por ti, acaso siento algo por ti.


Junio 15, I Love You But – Jeremy Thurber

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s